sábado, 13 de junio de 2015

Negociando ante un instante

las valiosas tonterías de los niños respecto a unos dulces árabes, muchos cafés de grano degustados a metros de una estación de metro intermodal, esas enfermedades degenerativas que justifican la violencia simbólica de la vida contra los regalos acomodaticios del primer día en el hospital o clínica

No hay comentarios: