sábado, 27 de junio de 2015

Negociando ante un instante


Un joven adulto, de unos 30 años, también experto en miserias modernas pero dignas, generó el negocio de los panes terrenales más los adornos gourmet del caso, en la esquina del pasaje color caoba, y algún lenguaje ayuda a perpetrar realidades callejeras. Pero envejecemos desde un tal Bing-Bang.

No hay comentarios: