martes, 30 de junio de 2015

Adiós a una calle

La esperanza radical de una tos es directamente proporcional al frescor desatado de una boca que quiere pronunciar el silencio. Posteriormente, no hay vuelta atrás.

No hay comentarios: