jueves, 11 de junio de 2015

Adiós a una calle


Las huellas de nacimiento que dejan muchos ciudadanos, que admiran, respetan y enloquecen ante la conmovedora tranquilidad de las calles repentinas de unos instantes sublimes. Con ello, diversos adultos compraron pan para comer sin miedos.

No hay comentarios: