lunes, 29 de junio de 2015

Adiós a una calle

Durante horas que coincidían con nuestros segundos persistentes, las personas no cambian, también desarrollan una violenta tendencia al caos. Junto a la lealtad deliberada del indigente de la esquina habrá aplausos a través de pálidos aplausos.

No hay comentarios: