martes, 30 de junio de 2015

Adiós a una calle

Caminando por las calles silenciosas del Horario Valle, una sutil venganza asume la naturaleza contra la especie humana, no entregó su número de móvil para efectos ciudadanos. De repente, un tal Jaime reconoció sus debilidades existenciales ante un brownie.

Adiós a una calle

Desde bípedos adictos a las situaciones límites, entre futuras copulas generan rosas blancas, en las cuales no hay lugar para los pusilánimes. Desde hoy, la subjetividad humana reside en la incertidumbre ociosa de una historia anónima en cierto persa.

Adiós a una calle

La esperanza radical de una tos es directamente proporcional al frescor desatado de una boca que quiere pronunciar el silencio. Posteriormente, no hay vuelta atrás.

lunes, 29 de junio de 2015

Adiós a una calle

Durante horas que coincidían con nuestros segundos persistentes, las personas no cambian, también desarrollan una violenta tendencia al caos. Junto a la lealtad deliberada del indigente de la esquina habrá aplausos a través de pálidos aplausos.

domingo, 28 de junio de 2015

Negociando ante un instante


clichés axiomáticos en clave dicotómica, carencia de calles a medida que la democracia madura hacia la incertidumbre y cierta soberbia en atribuirse el patrimonio político-partidista del sufrimiento humano. Parece que alguien sugirió al ilustre Marx ingerir un Panadol.

sábado, 27 de junio de 2015

Negociando ante un instante

Después, habrá apologías, epílogos, peroratas etílicas, eyaculaciones palaciegas frente a sus notebook, transacciones valóricas ante el Comité Central, complicidades espurias respecto a firmas de 6 ceros, claroscuros estéticos degustado un té helado, 

Negociando ante un instante

solo buscando descubrir el último eslabón en clave ideológica anticapitalista para diseminar sus resentimientos a través de Twitter o de otras redes virtuales, pero carecen de la intrincada capacidad de comprender el origen de la política desde la calle en Off porque su actuar es legitimarse ante Adam Smith. 

Negociando ante un instante

Hubo harta expresión termocéfala, entre muchos anarquistas místicos de 3 letras, de jóvenes alardeando por sus credenciales académicas impregnadas de asambleísmos versallescos y de retinas dilatadas, inclinados a suscribirse a planes regulados de móviles y a militancias Horario Valle subsidiado por el mercado o el Estado, 

Negociando ante instante


Esperando entender las dinámicas cósmicas, de repente, la especie humana develó una manera de adaptarse inexorablemente no solo a las calles del persa en cuestión, sino que también una permanente revolución sin nombre propio, desde la música de persa hubo fe en ellos. Porque Ludwig Beethoven apareció regalando la Sexta Sinfonía La Pastoral a los ciudadanos de deuda bancarizada.

Negociando ante un instante

De algún parte tuvo que salir el experimento llamado vida, su origen pletórico de impresiones fuertes y de percepciones fascinantes de dudosa certidumbre histórica, para creer en la experiencia humana por medio de una panadería de barrio a metros del persa Los Morros.