jueves, 21 de mayo de 2015

Adiós a una calle


Cualquier calle del Chile Profundo merece una oportunidad. Lo que te permita enfrentar con digna adultez aquello de lo cual nos legó la feria libre, su ingenio autodidacta para expandir sus locuras domésticas, y nadie puede atribuirse saber el NEM del carro en cuestión.

No hay comentarios: