martes, 19 de mayo de 2015

Adiós a una calle


Uno si logra pintar las perversas transformaciones que trae consigo cualquier calle del Chile Profundo, intratables revoluciones humanas y sus hedores semánticos en la finitud de lo establecido, posteriormente, asumirá que indistintos ciudadanos compraron carros de feria libre.

No hay comentarios: