domingo, 10 de mayo de 2015

Adiós a una calle


Algunos ciudadanos lisa y llanamente esperando que otros sean cómplices de una epifanía, en la importancia de llamarse calle, para mantener de manera equilibrada sus intestinos. Cuando están encadenados a su propio querer empiezan los quebrantos éticos de persas de fin de semana largo.

No hay comentarios: