jueves, 14 de mayo de 2015

Adiós a una calle


Nuestras calamidades, en Horario Valle, que acompañan genuinamente  las letanías de un puesto de papas fritas con ensaladas abundantes, con un relato compartido por los mejores exponentes de la comida miscelánea, los aliños aportan a la tarea titánica de abrir nuevos caminos al genoma humano.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...