domingo, 24 de mayo de 2015

Adiós a una calle


Una genuina incredulidad por degustar los mismos de menú para medir el umbral de miseria humana en perpetuo movimiento, lo fue, por ejemplo, en febrero 27. No podemos ser obsecuentes hablantes de una calle bastante desprejuiciada.

No hay comentarios: