martes, 26 de mayo de 2015

Adiós a una calle


Esos bípedos de semánticas infrecuentes, muy cerca  de la avenida principal, están viviendo en la actualidad sugerente de un segundo, que siguen susurrando a los ciudadanos sus biografías demenciales a través de diversas variedades semánticas.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...