domingo, 10 de mayo de 2015

Adiós a una calle


Las épicas cotidianas del humilde indigente de un parque público jamás señaló su propósito ante su existencia muy singular, porque desarrolló una nueva mirada sobre sus adicciones ante los demás, en el persa, compartió con diversos personajes de perfumes posmodernos. Si bien éstos lucran, no hay segundas oportunidades.

No hay comentarios: