viernes, 29 de mayo de 2015

Adiós a una calle

Lo interesante de vivir perdidos en las calles de negocios repentinos, solo darse cuenta no alcanza para evitar un resfriado, y la simbólica complicidad de unos sándwiches dotados de integrales comentarios, para seguir creyendo que las personas adquieren un nuevo cambio de ciclo.

No hay comentarios: