domingo, 10 de mayo de 2015

Adiós a una calle


 Al resplandor de una calle cualquiera,  cuyo acontecer ecuménico del mes mayo gracias a los móviles profundos de las esos árboles dispuestos a observar cómo transcurre la vida humana, la cuál continúa en su afán de perpetuarse como especie. Si es cierto, entonces las personas podrán comprar una botella con alguna mineral.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...