viernes, 29 de mayo de 2015

Adiós a una calle

Unos cuantos jóvenes creen deliberadamente en la caída de las grandes narrativas, pero puede haber una narrativa del jardín del Edén en sus baños.

Adiós a una calle

La capacidad siniestra de las servilletas para consumir tantos átomos de personajes provenientes de alguna supernova, luego, hubo un intento de imponer una nueva forma de gobernar envejeciendo. Desde tiempos milenarios, los propietarios del persa observan diversos escombros generacionales y juzgan singulares aspectos del vivir cristiano.

Adiós a una calle

Lo interesante de vivir perdidos en las calles de negocios repentinos, solo darse cuenta no alcanza para evitar un resfriado, y la simbólica complicidad de unos sándwiches dotados de integrales comentarios, para seguir creyendo que las personas adquieren un nuevo cambio de ciclo.

martes, 26 de mayo de 2015

Adiós a una calle

Tal como hemos señalado, las personas adquieren un velo de ignorancia a medida que observan, el Horario Valle demuestra la finita expresión de realidad cotidiana de un persa, por lo que una calle sabe cómo jugar de manera torreja.

Adiós a una calle


Esos bípedos de semánticas infrecuentes, muy cerca  de la avenida principal, están viviendo en la actualidad sugerente de un segundo, que siguen susurrando a los ciudadanos sus biografías demenciales a través de diversas variedades semánticas.

Adiós a una calle


Continuando con una breve descripción sobre las regiones oscuras del Cabo de Hornos, para jamás tomarse demasiado en serio, nuestros PYMES  acuden a sus demonios internos para entender la importancia de una calle.

Adiós a una calle


Después buscamos a través de un principio de realidad cotidiano, desde luego, imponer la activa incertidumbre de papel higiénico en tanto revolución silenciosa, con la complicidad de los vendedores del persa,  pero todos mienten.

Adiós a una calle


A lo más, intentamos embaucar a muchos de los incumbentes del persa debido a sus propias perplejidades existenciales, seguiremos observando para emanciparnos del colesterol alto. Si esto es así, los dulces Stevia permitirán justificar cambio de sencillo, habrá que asombrarse ante los escombros fecales.

domingo, 24 de mayo de 2015

Adiós a una calle


Una genuina incredulidad por degustar los mismos de menú para medir el umbral de miseria humana en perpetuo movimiento, lo fue, por ejemplo, en febrero 27. No podemos ser obsecuentes hablantes de una calle bastante desprejuiciada.

Adiós a una calle


Una genuina incredulidad por degustar los mismos de menú para medir el umbral de miseria humana en perpetuo movimiento, lo fue, por ejemplo, en febrero 27. No podemos ser obsecuentes hablantes de una calle bastante desprejuiciada.