sábado, 18 de abril de 2015

Adiós a una calle


Imagínate que ciertos personajes cambian para descubrir el milagro de una verdad en democracia. Nuevamente agradecí a tantas calles por seducir la subjetividad de jóvenes dispuestos a ser refundacionales sin olvidar el pañuelo desechable. Si estas resfriado, juega con énfasis.

No hay comentarios: