viernes, 10 de abril de 2015

Adiós a una calle


Aquel día fue raro, no falta aquel día que nos ofrezca sorpresas, pues la abundancia de fenómenos de la vida en la calle, mientras el carácter alucinatorio del mundo hacia de las suyas gourmet, aunque las licenciaturas de los cuartos medios validen la muerte celular de sus propias protagonistas.

No hay comentarios: