martes, 7 de abril de 2015

Adiós a una calle


Desde la caída de una miga de sándwich envasado hasta unos fideos con salsa bolognesa, la dirección de una casa por medio del lenguaje, hay una forma de vida diseminada gracias al ciclo sin fin. Pero no olvidemos la constitución físico-química del cerebro humano.

No hay comentarios: