martes, 7 de abril de 2015

Adiós a una calle


Cuantas ironías, a cualquier hora podemos improvisar, que giran en un mismo lugar. Desde la vereda del enfrente, existen recapitulaciones históricas e ideologías hediondas, los microorganismos siguen bailando sin piedad.

No hay comentarios: