sábado, 18 de abril de 2015

Adiós a una calle

en ciudadanos engullidos mediante la ascética del café de grano, en vilezas bibliográficas con la ayuda de personajes peculiares, en organismos pluricelulares que suplican por imponer el secreto de la justicia, 

No hay comentarios: