martes, 7 de abril de 2015

Adiós a una calle


En cierta calle caminamos para vivir, fomentan milagros a granel y siguen respetando el ciclo sin fin. Incluso, cualquier día sirve para cumplir con ese ceremonial planetario, pues la vida misma puede ser una fabula escrutada por alguien adicto a la torta de ricotta.

No hay comentarios: