martes, 7 de abril de 2015

Adiós a una calle


Las historias anónimas del cerebro humano siguen hablando de verdades mutiladas, pero ir más allá del nativo aburrimiento del cual somos parte, de alguna manera, los bípedos han evolucionado para negociar con el precio de unos mariscos.

No hay comentarios: