jueves, 30 de abril de 2015

Adiós a una calle


Unos instantes claramente enamorados de su labor critica, presenciar su acto de desobediencia civil solo apelando a la maravilla del dolor, junto a la violencia simbólica de comer pan más allá del horario de liceo fiscal noventero.

No hay comentarios: