lunes, 13 de abril de 2015

Adiós a una calle

en ventas de drogas de alto impacto generacional, en singularidades erógenas que dejan huellas, en dadaísmos culinarios por culpa de alimentos transgénicos, en pensamientos fragmentarios mientras orinamos sin ritmo, 

No hay comentarios: