viernes, 10 de abril de 2015

Adiós a una calle


Esa irracionalidad permanente, nadie puede lanzar la primera piedra, que nos lleva a mundos supuestamente perdidos. Sin embargo, nuestro almuerzo permitió sacralizar al Horario Valle.

No hay comentarios: