viernes, 10 de abril de 2015

Adiós a una calle


Permite comprender la maravilla explicativa de un héroe mediático que generó un almuerzo con recuerdos de infancia. No resultó necesario crear un segundo plato porque el protagonista es una superstición muy difundida.

No hay comentarios:

AMANDO SIN MONITOS

Algunos seres humanos buscándose a través de sus propias confesiones, con el pavor menesteroso de un sonido reden...