viernes, 27 de marzo de 2015

Historia de una calle


Una apuesta arriesgada, delirante y didáctica respecto a observar a las personas, que dicen mucho acerca de la mediocridad planetaria que entraña la educación formal, si bien es cierto, cuando vivir es sufrir, los vaivenes domésticos de una calle pintan nuestra subjetividad en desarrollo.

No hay comentarios: