viernes, 27 de marzo de 2015

Historia de una calle


Olvidé el nombre propio de unas cuantas palabras, no para repetir la rutina repetitiva de un resfrío, el ciclo sin fin producía maravillosas aventuras porque ésta sabrá comentar a la hora señalada. Su respuesta servirá para limpiar una pregunta apresurada.

No hay comentarios: