sábado, 28 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Habremos terminado de legitimar un universo de lenguajes repentinos, en esto, el sistema digestivo juega su propio juego de pequeñas narraciones, compartiendo la belleza de oler un café de grano junto a una hoja de primavera que cayó para cumplir con el mandato del ciclo sin fin.

No hay comentarios: