jueves, 26 de marzo de 2015

Adiós a una calle


 Un viaje maravilloso hacia las veredas genuinamente modernas. Ahora bien, unos cuantos demócratas no saben cómo entender a ese experimento llamado vida. Aunque iré a ver Wall-E.

No hay comentarios: