jueves, 26 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Lentamente ocurren los días inventados por el inquisidor ciudadano, unos raros puestos de ferias, por una inveterada apariencia de ilusoria verdad   de Horario Valle. Después, un desarrollo evolutivo de las relaciones  humanas de cajón Lo Valledor. Lo suyo, es decir, apunta a desacralizar todo olor a hegemonías de pie de página.

No hay comentarios: