domingo, 22 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Aunque su historia ha tenido muchos vaivenes callejeros, esto de mirarse sin piedad implica aburrirse menos. Para explicar las rarezas contenidas en unas sombras misteriosas. En otras palabras, con sus raros lugares urbanos  y milagros inesperados, envejecemos de manera sigilosa.

No hay comentarios: