martes, 17 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Otra experiencia extraña que condimenta a nuestra fragilidad ideológica, la sensatez inagotable por interpretar nuestro arrojo ante una agua de vertiente tras un café de grano. Con olor a fugacidad urbana y humana conmoción emergió otra historia singular para nuestro protagonista.

No hay comentarios: