sábado, 28 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Estos días repentinos, a cualquier hora sin remedio, provocó ciertos consensos de Occidente, entre una noche con vocación callejera y unos personajes adictos a los dulces árabes, como una historia de una persona sin mayor ambición que escuchar a Bach al lado de una negocio de Pollos a las a las Brasas.

No hay comentarios: