martes, 31 de marzo de 2015

Adiós a una calle

con alegres protagonistas durante breves intervalos de verdades de whisky noventero, envidiosos ciudadanos dedicados al café árabe, adultos ensimismados sin la evidencia de lanzar una ventosidad, 

No hay comentarios: