domingo, 22 de marzo de 2015

Adiós a una calle


La revolución en la complejidad de lo simple, y tengan cuidado con el uso cotidiano del lenguaje, al creer ingenuamente que una calle no existe porque cayó una hoja de otoño en el pasto recién inaugurado.

No hay comentarios: