domingo, 22 de marzo de 2015

Adiós a una calle


De manera permanente, esos infantes de verdades mutiladas aprovechan sus energías afectivas, con un afectuoso regalo para adultos amebas, recopilando información privilegiada durante el espectáculo acuciante de un pasaje con salida.  Luego, bailan al fragor de unas galletitas Tip-Top.

No hay comentarios: