domingo, 22 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Ahora bien, que volvemos a creer en los sueños, creer que podemos entender las conversaciones de Horario Valle de un bazar de propiedad privada, cuya capacidad de asombro es directamente proporcional al azar de un dolor humano. Ojalá, lo vivan de manera digna.

No hay comentarios: