jueves, 26 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Inexorablemente muchos negocios pactaron ciertos hablantes ciudadanos, como protagonistas de instantes transcurridos, y estamos buscando cualquier lugar para la divinidad secularizada. Sin panqueques, no hay resfríos.

No hay comentarios: