sábado, 28 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Permite señalar que la vida humana juega al juego del universo, no hay mucho qué ganar, exceptuando unos instantes de indecible emoción ante el sufrimiento, a saber, una narración que condimente esos paisajes gourmet.

No hay comentarios: