domingo, 22 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Lo maravilloso que la vida continúe con sus enigmas sin resolver. Dentro de esta maravilla siniestra, los niños son paradigmas andantes de inocencia salvaje y describen meandros callejeros en el negocio.

No hay comentarios: