martes, 10 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Con progresiva sabiduría de un café en desarrollo evolutivo a la inagotable capacidad humana para adaptarse a la calidad anónima de la servilleta, y sin límites éticos durante el Horario Valle, también dignificó a la calle como una secuencia de favores inesperados. Por esto, alguien tosió para vivir.

No hay comentarios: