martes, 24 de marzo de 2015

Adiós a una calle


Sin mayor expresiones de asombro, como cualquier negocio de colesterol alto, emergió otra calle. Se miente para manipular la verdad subyacente de un café muy sazonado, pero el cementerio sigue funcionando, y algo llegará a su fin.

No hay comentarios: