viernes, 27 de marzo de 2015

Adiós a la calle


Dispuestos a buscarnos en la incertidumbre hegemónica de una tarde de jueves, uno de aquellos momentos fue cuando pudimos tomar un café de grano junto a repostería inexperta. Haciendo uso de una cuchara y sin alardes academicistas respecto a lo que se conversaba, surgió una antropología de lo cotidiano, de súbito participó el endulzante como el azúcar. Y hubo olor a cáncer.

No hay comentarios: