martes, 17 de marzo de 2015

Adiós a la calle


Nadie se atrevió a manifestar algún reparo al espectáculo cósmico de observar a una calle. En ocasiones, la vida misma disponía amablemente de sus estilo acogedor pero educador ante el querer humano. Solo que, a veces, el café vienes jugaba su propio juego.

No hay comentarios:

TATUAJES

De todas maneras, ella buscaba trascender la tiranía de lo cotidiano a través de sutiles movimientos corporales para diagnosticar s...