viernes, 27 de marzo de 2015

Adiós a la calle


La vida humana mezcla lo visceral mientras generamos sinapsis observando y la adicción descuidada de una decisión sui generis, puede marcar la vida de un pan. Sin embargo, alguien respiró y captó que nada es para siempre. Fue una exclamación de su voz interior.

No hay comentarios: