martes, 31 de marzo de 2015

Adiós a una calle

disolutos anacrónicos respecto a la ética sexual de un día feriado, jóvenes mujeres sin glamour gestual, fascistas afectivos a medida que escuchan música de Pub, reformistas viscerales de Horario Valle, 

Adiós a una calle

divertimentos pélvicos con énfasis, diversos anarquistas místicos de 3 letras durante algunos años de didácticas callejeras universitarias, el amor indecible de un silencio elocuente, 

Adiós a una calle

divertidas experiencias cronológicas para fomentar la muerte celular, súbito envejecimiento de las élites acerca de los cambios culturales de la calle 6G, 

Adiós a una calle

expresó acontecimientos fundadores por cualquier hijo de vecino, extravagantes comediantes de obviedades callejeras, asertivos compañeros de dilemas bioéticos, 

Adiós a una calle

de espectáculos académicos al fragor de una mascada laica, aprendizajes estandarizados para justificar títulos académicos endogámicos, reincidentes de comentarios indisolubles con las narraciones imbéciles de “pie de página”, 

Adiós a una calle

elocuentes adultos en busca de verdades de baño, hipócritas deducidos mediante elecciones cotidianos, adolescentes deprimidos producto de líquidos viscosos,