sábado, 21 de febrero de 2015

Historia de una calle


Desde esta afirmación agregamos sutiles pero adictivas observaciones, sacar a pasear a nuestros demonios internos para divertirnos en la ordinariez de lo extraordinario de unos sucesos humanos muy sorprendentes, caminar hacia otra esquina generando sinapsis para ritualizar la muerte celular.

No hay comentarios: