viernes, 27 de febrero de 2015

Historia de una calle


Rendir el examen de grado, creo que alguna vez lo realicé, resultó una aventura fervorosa de consecuencias confusas, si bien amé bastante a la educación pública, no logré sacar de paseos a mis instintos.

No hay comentarios: